Via Europa 157, 08303 Mataró Lunes - Viernes 09-14hs / 15-20hs 93 328 56 14

Muchos pacientes tienen tanto miedo al dentista que sufren verdadero stress o ansiedad desde que entran en una clínica dental. Incluso deciden no visitarse nunca, excepto en situaciones de extrema necesidad o cuando no hay “más remedio” (grandes dolores, flemones, etc). Y lo hacen aún siendo conscientes de que cuanto más tarden en realizar su tratamiento más costoso y complicado puede llegar a ser.

El objetivo de Ustrell & García Clínica Dental es conseguir el mejor resultado con el mínimo discomfort y mayor satisfacción hacia el paciente, por lo que ofrecemos las técnicas más adecuadas y seguras para disminuir el temor, la ansiedad y por supuesto el dolor en la práctica odontológica diaria. Es en este terreno donde la sedación consciente realizada por un anestesiólogo experto en sedación adquiere su importancia.

En la misma clínica dental, un anestesista especializado administra al paciente fármacos sedantes, que le inducen un estado de reposo y relajación general. Esto no le impedirá seguir las instrucciones del dentista, como abrir la boca o girar la cabeza. Estos medicamentos sedantes se asimilan muy rápidamente por el organismo, lo que permite al anestesista controlar en todo momento la dosis en función de la respuesta del paciente, que está siempre monitorizado.

En la Ustrell & García Clínica Dental conseguiremos superar tus miedos con la sedación consciente. Las grandes ventajas de esta técnica son: eliminación del dolor y la ansiedad durante la intervención, utilizar la dosis personalizada para cada paciente ajustada en cada momento durante la intervención, rápida recuperación ya que al finalizar el paciente sale caminando por sí mismo de la clínica, y mejor postoperatorio (en caso de cirugías) ya que al finalizar se le administra medicación analgésica y antiinflamatoria por la vía consiguiendo un efecto mayor.

La sedación consciente en la práctica odontológica no es exclusiva para pacientes con miedo al dentista, sino también para pacientes con otros perfiles. Por ejemplo, hay pacientes que requieren varios tratamientos odontológicos pero que no pueden asistir varias visitas al dentista por diferentes motivos: porque viajan mucho, porque el horario laboral trabajo no se los permite, o simplemente porque no quieren hacerlo. La sedación consciente proporciona el escenario necesario para que el trabajo del odontólogo alcance su máxima agilidad y eficacia, dotando al tratamiento de la seriedad asistencial que el paciente reclama, y realizando todo el tratamiento en una sola visita.