Via Europa 157, 08303 Mataró Lunes - Viernes 09-14hs / 15-20hs 93 328 56 14

Durante nuestra vida tenemos 2 denticiones: una temporal y otra permanente. La dentición temporal está formada por los dientes de “leche” y empieza desde la erupción del primer diente sobre los 6-8 meses de vida hasta los 6 años aproximadamente. Sobre esta edad, erupciona el primer molar permanente (o definitivo), por lo que se habla de dentición mixta porque el niño/a tiene en boca tanto dientes de leche como dientes permanentes. Desde esta edad en adelante van erupcionando el resto de dientes permanentes a la vez que caen los dientes de leche.

A partir de que ya no se tiene ningún diente de leche y han erupcionado todos los dientes permanentes (sobre los 14 años) se considera dentición permanente completa.

Es muy importante el control de la dentición durante cualquier edad del niño/a para supervisar temas de caries, masticación, problemas de habla, mantenimiento del espaciado interdental y sobre todo para ir introduciendo una buena educación sobre la salud bucodental tanto al niño/a como a los padres. La infancia es el momento ideal para compensar posibles problemas dentales ya que se tratan a tiempo y las consecuencias negativas para la edad adulta son menores.

Los niños requieren una atención especial en cuanto a su dentadura. La odontopediatría, debido a las edades que comprenden los pacientes, es una odontología diferente a la del adulto, tanto en las técnicas empleadas, como los posibles diagnósticos, tratamientos y especialmente en el trato con el paciente. Por este motivo, es imprescindible que los niños sean atendidos por una odontopediatra especialista exclusivamente en tratar niños.

Por ello, en Ustrell & García Clínica Dental nos encargamos de tratar los dientes de los niños: hacemos que sea una experiencia agradable en todos los sentidos y les transmitimos un sentimiento de responsabilidad para que se sensibilicen con la salud bucodental. Nos comprometemos a detectar precozmente las anomalías y así poder modificarlas o frenarlas, como puede ser el caso de las caries o la posición de los maxilares. A su vez, nos encargamos de detectar malos hábitos con medidas educativas, preventivas y terapéuticas, dirigidas tanto a los niños como a su familia.

Falsos mitos y errores en la salud bucal de los niños:

  • Los dientes de leche no pueden tener caries: FALSO. Pueden tener patologías igual que los dientes en adultos, con el riesgo añadido que dicha patología puede afectar al diente definitivo que está debajo pendiente de salir.
  • Los dientes de leche no hace falta tratarlos porque se caerán: FALSO. Cualquier patología de los dientes de leche (ejemplo caries) puede empeorar rápidamente y hacerse más grande provocando dolor y flemones innecesarios al niño. Si ese diente de leche no tiene movilidad aún, es posible que aún se mantenga en boca durante varios años, por lo que puede provocar dolores de manera repetida e incómoda, pero fácilmente evitable con el tratamiento adecuado.
  • Los dientes de leche no hace falta limpiarlos como los dientes definitivos: FALSO. El cuidado de los dientes debería empezar desde el primer diente de leche ya que hay riesgo de caries desde el principio y es imprescindible unos buenos hábitos de salud dental durante toda la edad infantil.
  • Llevaré al niño al dentista cuando le duela algún diente: ERROR. Cuando llegamos a este punto, es posible que el tratamiento que se deba realizar sea mayor y más incómodo para el niño y los padres. En Ustrell & García Clínica Dental la prevención es el pilar de la odontopediatría ya que la detección precoz de cualquier patología simplifica el tratamiento y mejora el pronóstico.