-Octubre 2019-

Una de las principales dudas que nos transmiten los pacientes en nuestra clínica dental de Mataró, es saber cuándo es aconsejable llevar a sus pequeños al odontopediatra y cuándo es el mejor momento para una ortodoncia infantil. 

Según la Sociedad Española de Odontopedíatría (SEOP) recomienda hacer una primera revisión a los niños cuando empiecen a salirle los primeros dientes.

En nuestra clínica insistimos mucho en este aspecto, no porque a los niños se les vaya a realizar ningún tratamiento dental a esa edad, sino porque nuestra Odontopediatra consigue que desde muy pequeños vean con normalidad acudir al dentista, les enseña que puede ser divertido lavarse los dientes y educa a los padres en este aspecto para conseguir entre todos una “cultura” de la salud bucal en casa.

Por otro lado, la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) aconseja que la valoración de si es necesario algún tipo de aparatología bucal sea a partir de los 7 años. En nuestra clínica observamos que hay bastantes niños/as que no tienen de manera natural un alineamiento correcto de los dientes, por lo tanto, es muy importante tener este aspecto controlado cuanto antes para evaluar si hay problemas graves y poder tratarlos desde el principio ya que así todo es mucho más sencillo tanto para los propios niños como sus padres.

La edad de 7 años es por qué suele ser cuando los incisivos ya les han salido y les aparecen los primeros molares. Una revisión a esta edad permite saber si se están desarrollando bien y nos permite detectar de forma precoz cualquier alteración de maloclusión y/o malposición.

 

¿A qué edad se debe empezar con la ortodoncia en niños?

Una vez que la odontopediatra haya podido hacer una revisión del niño y observe que no hay caries, será cuando se determine si es necesario seguir un tratamiento de ortodoncia.

Hay que tener en cuenta que la ortodoncia infantil está pensada para posicionar correctamente los dientes con el objetivo de mejorar el desarrollo, el crecimiento y la salud en general de toda la boca. Habitualmente se suele hacer cuando hayan erupcionado todos los dientes definitivos, sin embargo, si el pequeño presenta algún tipo de mordida cruzada, asimetría ósea, ó algún mal hábito como chuparse el dedo, es posible que se necesite colocar algún tipo de aparato en edades más tempranas para mejorar este aspecto.

 Tipos de ortodoncia infantil

Para la ortodoncia en niños se pueden utilizar principalmente aparatos fijos o aparatos removibles, según sea el objetivo del tratamiento.

  • Aparatos fijos: Más conocidos como brackets, van pegados a los dientes y existen diferentes tipos según la estética que se busque (metálicos o de Zafiro).
  • Aparatos removibles: Son los conocidos como “de quita y pon”. La mayoría fabricados con un material acrílico que se sujeta a las muelas por medio de una especie de ganchitos metálicos y que pueden ayudar a redirigir el crecimiento óseo o corregir los malos hábitos. Nosotros los aconsejamos cuando lo que se pretende es corregir alteraciones muy concretas

Ambos tratamientos si se llevan a cabo en una edad precoz suelen durar entre 12 y 24 meses, y al terminar el tratamiento de ortodoncia infantil, se continúan haciendo una serie de revisiones periódicas para ir controlando el crecimiento óseo y dental. En Ustrell&García Clínica Dental siempre hemos estado muy comprometidos con la salud bucal infantil,
así que recomendamos a los padres que sigan nuestras recomendaciones y visiten a nuestra odontopediatra y a nuestra ortodoncista para que les hagan una revisión a sus hijos y evitar así cualquier tipo de futuros problemas. La Prevención de hoy es la sonrisa del mañana.

Compartir en